Articulos acuaticos

Inicio

 

 

Cartas de navegacion





Compartir

Los conocimientos sobre náuticas son bastos como el océano mismo. Es por esta razón que durante gran parte de la historia de la humanidad, las diferentes naciones que habitaron este mundo han encarado la difícil tarea de almacenar, compilar, imprimir y distribuir por medio de las cartas de navegación estos conocimientos. Sin ellos, la navegación sería una actividad sumamente peligrosa de realizar. Los accidentes geográficos terrestres y marinos, la línea de la costa o la presencia de faros son algunas de las cuestiones que las cartas de navegación se preocupan por resaltar. Pero cabe destacar, que los datos submarinos es el punto mas explicitados, por ejemplo las zonas de mayor o menor profundidad (ya sea en metros o brazas), o las áreas de bajío o, incluso, la presencia de restos de algún naufragio son indicados a través de numerosos símbolos que son reconocidos universalmente.

cartas-navegacion-tiposLa carta de navegación es de suma importancia dado que frente a cualquier error de interpretación o producción, es extremadamente probable que se produzca algún siniestro con la consiguiente perdida de vidas humanas. Esto es un punto que lo diferencia de un mapa terrestre, dado que este no necesita correcciones y si ocurre una mala interpretación, el automovilista no sufre daño alguno, solo una perdida de tiempo.

Es por esto que el navegante esta en contacto permanente con el editor para que recibir las actualizaciones de los peligros o datos relevantes recién descubiertos. La escala es otro punto que distingue a la carta de navegación frente al mapa tradicional. Este ultimo, esta construido en una escala aproximada e invariable de aproximadamente 1 cm. por 15 Km., lo que posibilita que un automovilista que recorre un área determinada, pueda ir consultando toda una serie de mapas (todas a una misma escala) a medida que recorre el camino. En cambio, las cartas de navegación van variando de mayor a menor escala dependiendo el lugar en donde se encuentre la embarcación. Generalmente, las áreas más transitadas tienen una escala menor, dado que los peligros en esos lugares, están mucho más latentes. El navegante puede utilizar una carta de 1/10.000.000 en pleno océano y pasar a usar una inferior a 1/20.000 para dirigirse por el río hacia el muelle. Es sumamente importante resaltar que la escala se adecua a la profundidad del agua, el tráfico existente y la complejidad del fondo.

La historia de las cartas de navegacion

Las primeras cartas de navegacion, a las cuales podemos hacer referencia, fueron trazadas hacia fines del siglo XV, pero tuvieron su máximo apogeo en el siglo XVI. Dichas producciones epistolares se encontraban íntimamente relacionadas con el “boom” de las expediciones marítimas, las cuales eran sumamente frecuentes en aquellos años. Por supuestos que estas primeras cartas de navegacion no tenían las características de las actuales así como tampoco datos como la profundidad o la presencia de naufragios.

cartas-navegacion-barcosEsto fue evidentemente generado por la falta de tecnología de medición y exploración marinas. El primero en producir y publicar las cartas de navegación, que llamaremos “actuales”, fue el holandés Lucas Janszon Waghenaer en torno al año 1582, quien tuvo en cuenta cuestiones como la profundidad de las diferentes regiones analizadas, así como también los bajíos marítimos o la presencia de peligros.

Otro personaje que tuvo mucha influencia en el desarrollo de la cartografía fue Gerhardus Mercator (1512-1594). Este visionario hombre fue el responsable de la confección de un sistema de proyección que todavía se utiliza en la actualidad para la creación de cartas de navegación a pequeña escala. La explicación de su amplia popularidad reside en el hecho de que este sistema ideado es sumamente exacto para medir las distancias tanto en términos de longitud como de latitud. A medida que el mercantilismo y el capitalismo comercial como modelos económicos se iban desarrollando en toda Europa, la necesidad de mejores cartas comenzó a hacerse cada vez más evidente. Como consecuencia de este requerimiento, se empezaron a publicar, en torno al siglo XIX, producciones sumamente detalladas, pero también a escala mundial.

 

Realice una búsqueda en Náutica y Embarcaciones


www.nauticayembarcaciones.com | Prohibida su reproducción sin permiso del autor | email