Articulos maritimos

Inicio

 

 

Tipos de amarre





Compartir

El amarre es la acción de sujetar (o amarrar) el barco o la embarcación a un muelle, o también como se vera mas adelante, también a una boya. Los tipos de amarre se clasifican según la posición del barco, y el lugar a donde es amarrado. Los tipos de amarre que se explicaran a continuación son: el amarre de punta, “abarloarse”, y atracarse a un muelle. Entre los tipos de amarre, el más conocido o utilizado es el amarre de punta, que consiste en sujetar de proa o popa la embarcación al muelle, al mismo tiempo que muchas otras embarcaciones en el mismo muelle.

tipos-amarre-clasesEn este caso de amarre hay que tener en cuenta muchas características de la embarcación, para tener un buen manejo de la misma, y en caso de vientos fuertes conviene amarrar por la proa. Otro de los tipos de amarre es llamado “abarloarse” y consta en el amarre de un barco a otro, acomodados uno al lado del otro. Este tipo de amarre no es muy utilizado por los veleros, ya que al estar muy cerca el viento puede hacer que las velas se golpeen o enreden.

Generalmente la embarcación que esta sujetada a la otra, se encuentra amarrado a un muelle o a otra nave. Finalmente, aunque no es el último de los tipos de amarre, se encuentra el antes mencionado de “atracarse a un muelle” y consta en amarrar el barco paralelamente al muelle y hay diversas formas de realizarlo, pero antes se debe tener en cuenta las condiciones climáticas y de terreno para decidir en que forma se va a realizar este amarre. Los tipos de condiciones climáticas pueden influir mucho en los tipos de amarre que se pueden utilizar, lo más importante es verificar el origen del viento, por ejemplo, si el viento viene de proa paralelo al muelle, se debe aproximar la nave con un ángulo muy pequeño (no mas de treinta grados) y se debe amarrar primero el largo de proa y luego el de popa.

tipos-amarre-nudosTambién, como se menciono en un principio, entre los tipos se amarres, también se encuentra la opción de amarrar a una boya, pero hay que tener en cuenta que la misma debe estar sujeta con una cadena o un cable al fondo, firme a un muerto. Para realizar este amarre, se debe acercar la embarcación a la boya, siempre con el viento en proa y se debe amarrar la boya a la misma.

Esta acción de afirmar la embarcación a una boya, o como es más común con un ancla, en náutica, es llamada fondeo, y para realizarla se tienen que tener en cuenta muchos factores del ambiente, como por ejemplo el terreno, un buen terreno para realizar esta acción es de arena fina y dura, barro compacto o arena-barro, entre otras, y un mal terreno seria roca, u otros pisos duros donde el ancla o la cadena o cable que sostiene la boya no pueden ser clavadas. El terreno para estas circunstancias es llamado tenedero. Los tipos de amarres son muy variados, ya que aquí solo son mencionados algunos, y el uso de los distintos tipos es seleccionado según diversas características y condiciones no solo climáticas, como se menciono antes, sino también de las dimensiones de la embarcación, su fuerza, su movilidad, etcétera.

 

Realice una búsqueda en Náutica y Embarcaciones


www.nauticayembarcaciones.com | Prohibida su reproducción sin permiso del autor | email